Control de humedad en los alimentos

control-de-humedad-en-alimentos

Control de humedad en los alimentos

El control de humedad en los alimentos es indispensable por razones que van desde la optimización económica de los recursos alimentarios hasta impedir la proliferación de microrganismos incluyendo la mejora de los propios procesos de almacenamiento. Es por ello importante conocer los procesos y métodos que se emplean para llevar a cabo dicho control de humedad. A continuación te los presentamos detalladamente.

Control de humedad en los alimentos: ¿qué es?

El control de humedad en los alimentos son todos los procesos y mediciones que se hacen con la intención de reducir o implementar parcial o totalmente la cantidad neta de humedad en los productos alimenticios. Como hemos anticipado, esto puede hacerse por varias razones. Más adelante detallamos cuáles son y cuál es, al mismo tiempo, su importancia.

Es un proceso crucial para implementar la mejora en la conservación del alimento. Al mismo tiempo, es una forma de optimizar al máximo su uso y la calidad de su estado. Dicha humedad está presente en todos los alimentos precisamente por estar compuestos de bioelementos que interaccionan con el agua. Debido a sus propiedades, el agua puede encontrarse libre o ligada.

En efecto, el agua es una sustancia cuya composición química la hace perfecto para ligarse a otros componentes. La alta electronegatividad del oxígeno (su capacidad para atraer electrones de otros átomos) y la baja electronegatividad del hidrógeno hacen de esta sustancia una maravillosa forma de ligazón y de disolvente al mismo tiempo.

Así, cuando el agua se encuentra liberada es porque se ha desprendido de dichos enlaces y sale fuera del producto. En el caso del agua ligada, la sustancia permanece unida por los enlaces que hace con proteínas y otros compuestos afines y permanece dentro del producto. Por esa razón, si la conservación o el control de humedad no son correctos pueden llevar a la proliferación de microrganismos.

Por ello, llevar a cabo el control de humedad en los alimentos contribuye a determinar su composición. Con ello podremos prolongar la conservación del producto. Al mismo tiempo, impedimos que dicho producto sea adulterado durante toda la cadena por la que pasa hasta el consumidor.

Tipos de control de humedad en los alimentos

El control de humedad en los alimentos incluye dos tipos de procesos. En uno de ellos se intenta evitar el exceso de humedad. En otros se trata de mantener a raya su falta. Por ejemplo, en el caso de muchos vegetales recolectados durante los meses de calor, la temperatura ambiente puede deshidratarlos en exceso.

Por ello, debe enfriarse rápidamente a una temperatura que oscila entre los 2 y los 4ºC. De esta firma se consigue mantener fresca. Dicho cambio de temperatura puede dañar a las verduras, por ese motivo, durante el proceso de enfriamiento se añade humedad. No es posible llevarla a cabo durante toda la cadena hasta el consumidor: así que, el aporte de humedad se hace cuando se termina el enfriamiento. La verdura adquiere así la humedad necesaria para resistir en condiciones óptimas durante el resto del proceso.

En el caso de otros productos se puede llevar a cabo la mezcla de agua con sulfactantes y emulsionantes que aumentan la penetrabilidad del líquido dando una distribución más uniforme. Por el contrario, para el caso de productos que requieran perder humedad siguen empleándose técnicas como el salado que por ósmosis elimina el exceso de agua del producto.

Métodos para el control de humedad en los alimentos

Te hablamos ahora de cuáles son los principales métodos de control de humedad en los alimentos.

1.- Método por secado de estufa

Este método mide el porcentaje de agua mediante el secado. Se mide la cantidad de pérdida de peso del producto que nos indica la cantidad de agua perdida.

2.- Método de secado en estufa de vacío

Si bien es parecido al método anterior, en este case se extrae el aire de la estufa para generar con ello vacío. Es una forma de evitar la proliferación de microrganismos que pueden dañar posteriormente el producto.

3.- Método de destilación azeotrópica

En este método el agua se destila al mismo tiempo con un líquido de propiedades inmiscibles como el xileno para recolectar lo destilado posteriormente y medir con ello su volumen.

4.- Secado en termobalanza

Este método aporta más precisión ya que en tiempo real puede informarnos de la pérdida de peso en el producto.

5.- Método de Karl Fischer

Utiliza un reactivo para el agua contenida en el producto. Está indicado para alimentos con poca cantidad de humedad.

Cómo llevar a cabo el control de humedad en los alimentos

El control de la humedad en los productos es un elemento clave en la producción alimentaria. Por ello es necesario un control absoluto durante todo el proceso de fabricación. Nosotros te podemos ayudar con el control automatizado de la medida de humedad en tiempo real durante todo el proceso, permitiéndote garantizar la calidad de tus productos.

Si quieres saber más sobre el control de medida de humedad en los alimentos o estás interesado en este servicio, puedes ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de informarte sin ningún tipo de compromiso.

 

Artículos Relacionados

1 Comment
  • […] podemos obtener un resultado perfecto. Esa es la clave para hacer rentable todo el proceso. Lee otros artículos relacionados sobre la humedad en los alimentos y no olvides dejar tu comentario con tus dudas o […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×
Hola,
¿podemos ayudarte?
Nuestro horario de atención al público es de 9h a 13h y de 15h a 18h